5 tips infaltables en una dieta saludable para perder peso

Muchas personas siguen desesperadamente cualquier tipo de dieta para poder perder peso rápidamente, sin tomar en cuenta las posibles consecuencias que podría traerles una alimentación errónea a sus organismos, ya que, con una alimentación incorrecta, el metabolismo puede alterarse y ocasionar, desafortunadamente, un aumento accidental del peso corporal.
Por ello, es importante que se tomen en cuenta estos 5 tips a la hora de hacer una dieta para perder peso que traiga beneficios al organismo:

1) Eliminar los alimentos que resultan realmente perjudiciales para su organismo
Esto es un punto muy importante, ya que muchas personas siguen cualquier tipo de dieta que se ponga de moda, desde eliminar el gluten hasta todo lo que consideren carbohidratos e, incluso, en casos más extremos dejan de consumir frutas porque “engordan”.

Sin embargo, no todas las personas son intolerantes al gluten, y los carbohidratos no son necesariamente los enemigos de la dieta, por ello, se debe acudir, en primer lugar, a un nutricionista que evalúe las características individuales de cada paciente y determine qué tipo de dieta es la adecuada para su tipo de organismo en particular.

2) La dieta debe acompañarse de actividad física
Muchas personas creen que comiendo sano, pero siendo sedentarios por completo van a poder perder peso, y esto es una gran mentira; una de las herramientas fundamentales para poder perder peso mientras se está realizando una dieta, es hacer actividad física que ayude a quemar o gastar más calorías de las que se ingieren.
Estas actividades no deben, necesariamente, consistir en ejercicios extremos o de alta intensidad, sino que puede consistir en una simple caminata diaria, salir a trotar o correr, asistir a clases de baile, pilates, o yoga, o, inclusive, pasear en bicicleta o practicar natación; lo importante es mantenerse en estado activo durante y después de la dieta.

3) Las grasas y el azúcar son los enemigos
Todas las dietas tienen algo en común, y es que recomiendan eliminar las grasas y el azúcar de la rutina diaria, y esto no es algo al azar, sino que los alimentos con alto nivel de grasas como los procesados, las frituras, o con contenido a base de mantequilla o margarina, suelen ayudar al aumento del peso y a la acumulación de grasa en el cuerpo, además de perjudicar al organismo al incrementar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.
Por otra parte, los alimentos con alto contenido en azúcar como los refrescos o los dulces, también ocasionan el aumento del peso corporal, así como también restan energía al cuerpo y ocasionan enfermedades importantes como la diabetes.

4) Las raciones deben ser justas
Para comer bien no es necesario ingerir alimentos hasta quedar con el estómago completamente lleno, sino que se debe comer una ración de alimentos que sacien el apetito sin dejar sensación de llenura o pesadez en el estómago; esto al principio podrá ser difícil, pero con el tiempo el estómago se adaptará a las nuevas raciones y ya no se comerá en exceso de manera innecesaria.

5) La dieta debe adaptarse al estilo de vida
Muchas personas hacen dietas completamente radicales para perder peso rápidamente, pero cuando regresan a la rutina diaria consiguen que su peso no sólo regrese al nivel anterior, sino que, además, ganan incluso más peso del que tenían.

Para evitar esto, una buena dieta debe estar adaptada a la rutina diaria, lo que ayudará a que sea mucho más fácil de seguir con el tiempo y reduce las posibilidades de hacer trampa o generar un efecto rebote.

En todo caso es importante que siempre se acuda a un especialista que sea capaz de establecer la dieta y rutina adecuada para perder peso de una manera saludable.